Cada semana intentamos que en los contenidos de nuestras cajas variadas haya verduras para hervir, hortalizas para ensalada y diferentes tipos de frutas. A lo largo del año cultivamos más de 140 frutas y verduras distintas, con el objetivo de ofrecer una alimentación variada y saludable.

 

Acelga: Tal como hicimos durante el verano en la huerta ecológica, durante otoño continuamos alternando las acelgas de colores con las de penca blanca. Esta semana hemos cosechado las de penca blanca. Una vez hervidas, puedes trocearlas, mezclarlas con bechamel en  una fuente para el horno y gratinarlas con queso durante 5 minutos.

Ajo: Para pelar los ajos de forma fácil y rápida, a la manera de un chef, coge un cuchillo de hoja ancha, coloca el diente de ajo debajo de la hoja y da un golpe seco con la mano, pero sin aplicar demasiada fuerza. Esto hará que el ajo se machaque ligeramente y que la piel se pueda desprender con un simple toque, sin mayores esfuerzos. Este ajo de agricultura tradicional tiene un aroma intenso. Para quitarte el olor que queda en las manos después de pelar los ajos bastará con frotártelas con unas gotas de zumo de limón.

Albaricoque: La temporada de los albaricoques está llegando a su fin pero por suerte aún podemos disfrutar de su exquisito sabor. Esta semana aún tenemos albaricoques naranja de agricultura tradicional. Es una fruta delicada, dulce y sabrosa. Para conocer su estado de maduración simplemente hay que presionar un poco y notar la consistencia blanda. Se cogen muy maduros para conservar su aroma y su finura. Podemos conservarlos en el frigorífico en una bolsa de plástico agujereada.

Berenjena blanca: La carne de esta variedad es suave, firme y cremosa a la vez, muy agradable al paladar. Por eso, estas berenjenas blancas de agricultura tradicional son ideales para hacer, rellenas, ya sea con carne o en su versión vegetariana, con un sofrito de tomate, pimiento verde y a carne de la misma berenjena. Una vez rellena, se cubre con pan rallado mezclado con ajo y perejil y se hornea durante media hora a 180º.

Calabacín: Otra de las hortalizas que se continúa cultivando hasta bien entrado el otoño. Prepara un pesto con este calabacín de agricultura tradicional para aliñar tu pasta favorita de forma original: corta los calabacines en lonchas finas, ásalos al horno hasta que estén blandos (15-20 minutos), deja que se enfríen un poco y bátelos con el resto de ingredientes habituales de un pesto, es decir piñones, queso, ajo, aceite y albahaca.

Calabaza: Le hemos pedido a un vecino de nuestra huerta que coseche calabazas ecológicas para nosotros. Esta hortaliza se produce durante todo el año y tiene su apogeo durante el otoño. Puedes disfrutarla al horno; con esta receta no es necesario pelarla. Parte la calabaza, límpiala quitando las semillas y córtala en forma de bastones. Distribúyela sobre la bandeja del horno recubierta con papel de aluminio o para horno, espolvorea con sal gruesa, unos dientes de ajo y hierbas frescas –tomillo, salvia, romero.., lo que te apetezca. Acaba con un chorro de aceite de oliva virgen. Cuece al horno precalentado a 200º durante 15-20 minutos.

Cebolla Reca: Esta es la variedad de cebolla más difundida, reconocible por su forma redondeada y piel color dorado cobrizo. La cebolla es actualmente es una de las hortalizas más cultivadas en todo el mundo y es un ingrediente muy habitual en la gastronomía mediterránea. Es de agricultura tradicional y como alimento su aporte de calorías es bajo, con un alto porcentaje de agua en su composición. Desde el punto de vista de la salud, se comporta como un excelente regulador del organismo gracias a su alto contenido de fibras y vitaminas.

Cebolla Morada: Su nombre deriva del llamativo color de su piel, de tonos rojizos tirando a púrpuras y de su propia carne blanca con algunos matices rojizos . De agricultura tradicional, se cultiva durante todo el año y tiene un bulbo grande y globoso, que es el que se aprovecha en la cocina. Sus propiedades y cualidades nutricionales  son similares a las del resto de tipos de cebolla, pero se hace hincapié en su composición muy rica en antioxidantes como las antocianinas. Aunque por su sabor suave se suelen servir en ensaladas, te proponemos que la pruebes con esta tortilla: corta la cebolla y saltéala en aceite, añade una pizca de jengibre rallado, un poco de cilantro picado y una cucharadita de pan rallado, bate el huevo y haz la tortilla. La cebolla le dará jugosidad y la combinación de sabores con el jengibre y el cilantro es original.

Champiñón: Los champiñones se utilizan en las cocinas de casi todo el mundo por su sabor tan apreciado. Guárdalos en la nevera dejando que respiren y lávalos justo antes de cocinarlos. Esta clásica receta con vino blanco se hace en 20 minutos: limpia y lamina los champiñones y dos dientes de ajo. Dora ligeramente los ajos, añade los champiñones y una guindilla, deja un par de minutos y añade una copa de vino blanco y media de agua. Cuece a fuego suave durante 15 – 20 minutos. Al final de la cocción echa una cucharada de harina, remueve para espesar la salsa y añade sal y perejil picado. Quedan muy ricos.

Col rizada: Col ecológica cosechada en nuestra huerta. Delicada y muy sabrosa. Si empiezas a notar que el tiempo refresca aprovecha para hervir la col con patatas (añade la col a media cocción ya que necesita menos tiempo) y luego saltéala con panceta ibérica y una morcilla deshecha hasta que se dore todo. Te quedará un revuelto sabroso y consistente.

Col Kale: Repasamos los beneficios y las propiedades de esta col que cada vez tiene más adeptos en los regímenes para perder peso, en las dietas para deportistas o para veganos. Destaca su bajo valor calórico y su alto contenido en minerales y vitaminas. La col Kale contiene calcio, hierro, magnesio, potasio, zinc, además contiene proteínas vegetales y fibra. También encontramos en su composición las vitaminas C, E, A y K. Lo recomendable es consumirla fresca y si la cocemos, hacerla al vapor en poco agua para no perder minerales y vitaminas hidrosolubles. Un vecino de nuestra ecológica ha cosechado esta col Kale de agricultura tradicional para nosotros. Puedes disfrutarla en ensaladas,  añadirla a guisos, purés o incluso hacer saludables zumos verdes o smoothies batiendo las hojas frescas.

Espinaca: Como sabes, las espinacas pueden consumirse tanto crudas como cocidas. Las hojas frescas si son tiernas quedan muy buenas en las ensaladas, una sabrosa manera de aprovechar al máximo todas sus vitaminas.

Guindillas: Hemos cultivado estas guindillas en nuestra huerta ecológica. Son picantes pero no te harán llorar. La guindilla o chile es uno de los productos de la huerta más consumidos en todo el mundo para dar sabor picante y por sus beneficios naturales. Como el tomate, la patata  el maíz y tantos productos que hoy son habituales en nuestra alimentación, la primera guindilla llegó de América a Europa con Cristóbal Colón.

Hierbas aromáticas: En el huerto ecológico reservamos un rincón para las plantas aromáticas que dan sabor a nuestra cocina mediterránea. Plantamos perejil, romero, cilantro, tomillo, salvia, orégano, menta, etc.

Judía Perona: Volvemos a tener judías peronas ecológicas. Nuestro vecino David, agricultor especializado en producción ecológica ha cosechado estas judía para nosotros. La judía que es una hortaliza muy saludable, curiosamente no puede consumirse cruda ya que tiene una proteína, la faseolina, que no se puede digerir y que se elimina durante la cocción. Si tienes u recipiente de silicona tipo Lacué, puedes hacerlas en microondas a máxima potencia durante 3 ó 4 minutos, poniendo una cucharada de agua. Es cómodo, rápido y quedan muy buenas.

Lechuga Hoja de Roble:  Lechuga ecológica de hojas rizada y colores verde y rojizo oscuro. Tiene un sabor suave, ligeramente dulce y es excelente para mezclar con otras variedades de lechuga en ensaladas. Si preparas una vinagreta con sal, pimienta, vinagre y aceite y añades una cucharadita de miel y otra de mostaza, emulsionando todo conseguirás un aliño diferente y sabroso.

Lechuga Maravilla: Esta variedad de lechuga ecológica es muy habitual en nuestra huerta. Sembramos varias parcelas para tener siempre disponible esta rica y saludable hortaliza. Las hojas de la lechuga maravilla forman un cogollo denso, son gruesas, grandes, rizadas y de color verde que se va volviendo más intenso según llega a los extremos donde finalmente tiene una coloración. La textura es crujiente, jugosa, con un sabor dulce pero con un toque ligeramente astringente.

Granada: Si os fijáis en la parte inferior del escudo de España, veréis una granada abierta. Es el único escudo del mundo que tiene esta fruta en sus campos heráldicos. Es que la granada es una fruta única y nuestro país es uno de los principales productores del mundo. Es un cultivo ecológico de nuestro productor amigo José Antonio de Alicante. Al desgranarla el premio es dulce y exquisito. Puedes servirla de postre con un poco de zumo de naranja o añadirla a tus ensaladas para darles un toque especial.

Limón: Los cítricos dan un excelente sabor al pescado. Prueba una sencilla receta hecha con estos limones de agricultura tradicional. Prepara una cama de rodajas de limón y naranja en la bandeja del horno. Coloca encima un pescado blanco y cúbrelo con los mismos ingredientes más unas cuantas alcaparras. Pon al horno precalentado a 180º durante media hora. El tiempo varía según el tamaño y el tipo de pescado.

Maíz: Esta semana las mazorcas de maíz ecológico nos llegan del sur. Las ha cosechado para nosotros un agricultor amigo que tiene sus huertas en Málaga. Puedes hacer el maíz a la plancha o hervirlo hasta que los granos queden tiernos. Limpia las mazorcas quitando las hojas y las barbas. Si vas a hacerlo a la plancha, ponla a fuego medio y ves girando las mazorcas para evitar que se quemen. Sírvelo con sal y mantequilla o aceite de oliva virgen.

 

Mango: La Costa Tropical en la provincia de Granada, gracias a su clima privilegiado, se ha especializado en la producción de frutas tropicales como el mango y la chirimoya. Jesús un productor amigo de esa zona cultiva para nosotros mangos ecológicos, excepcionalmente dulces y jugosos.

Manzana Golden: Golden es la variedad más popular de manzanas seguramente por su calidad y versatilidad. Te proponemos que con estas  manzanas de agricultura tradicional prepares un batido con un poco de leche, un yogur y un plátano, añadiendo una puntita de canela, simplemente pelando y troceando la fruta para batirla con la  leche y el yogur. Exquisito para grandes y pequeños.

Manzana Royal Gala: La manzana es sin duda la fruta más popular del mundo: Adán y Eva fueron expulsados del paraíso por comer una manzana, Paris le dio la manzana a Helena y ardió Troya, Newton formuló la ley de gravedad al ver caer una manzana, Blancanieves mordió una manzana envenenada y el astuto Steve Jobs aprovechó la carga simbólica de esta fruta para crear una de las marcas más conocidas del mundo. Hoy existen miles de variedades diferentes de manzanas y entre las más difundidas encontramos la Royal Gala. Es de agricultura tradicional, de color rojo anaranjado, con una pulpa jugosa, consistente, dulce, aromática y de gran calidad.

Melocotón amarillo: Su bonito color nos recuerda que tiene un alto contenido en carotenos, con propiedades antioxidantes que protegen la vista y las mucosas, fortalecen los dientes y el cabello, previenen el envejecimiento celular y, gracias a la vitamina C y al potasio,  ayudan a reducir el riesgo cardiovascular, a regular la tensión y a reforzar el sistema inmunológico. Este melocotón es de agricultura tradicional y nos llega de Calanda.

Ñoras: La Ñora es una pedanía de Murcia, a unos 6 km del centro de la ciudad, que ha dado nombre a este popular producto, ya que antiguamente en esa zona se cultivaban grandes cantidades del pimiento redondo, que secado al sol, hoy conocemos como “ñora”. Es de agricultura tradicional y tiene múltiples usos. Se utiliza para elaborar pimentón y en el Levante, para dar sabor a los arroces y paellas. La mejor forma de aprovechar su pulpa es hervirlo unos minutos, retirar la carne con un cuchillo y añadirla a los sofritos.

Naranjas zumo: Puedes apuntarte a recibir cajas de 4, 8 y 12 kg para hacer tus zumos de naranjas recién exprimidas cada mañana. Porque, como reza el dicho popular, un zumo al día da fuerza, salud y alegría. Cuando termina la temporada de naranjas ecológicas en nuestro país, y servimos las últimas naranjas Late (tardías), recurrimos a las llamadas naranjas de contra estación, es decir cultivadas en el hemisferio sur. Habitualmente son de la Argentina o el Brasil. De este modo, quien lo desee puede continuar disfrutando de zumos saludables cada día con naranjas que ofrecen garantías.

Plátano:  Vuelven los plátanos ecológicos de la cooperativa canaria que nos suministra esta exquisita fruta. Una merienda ideal para niños: batir dos plátanos con leche y dos cucharadas de colacao y servir bien frío.

Patata Agria: Un productor amigo de Segovia nos envía estas patatas ecológicas, adecuadas para freír, ya que resiste muy bien la altas temperaturas del aceite y absorbe menos grasa que otras variedades. Según los especialistas para freír se debe recurrir a la técnica de la doble fritura. Primero se fríen con el aceite a temperatura más baja durante unos 5 minutos, se dejan enfriar y luego, en el momento de servir se las vuelve a pasar dos minutos por el aceite, está vez a temperatura más alta, para que queden crujientes por fuera y cremosas por dentro. Si quieres conseguir patatas fritas sin freírlas prueba con el horno: corta las patatas en bastones como para freír, las sumerges 10 minutos en agua para que suelten el almidón, las retiras y secas bien con un paño, luego las pones en la bandeja del horno untadas con aceite de oliva; asas durante 25 minutos al horno precalentado a 200º y cuando estén tiernas subes la temperatura a 250º durante 5 minutos más hasta que están doradas y crujientes.

Patata Monalisa: Esta patata ecológica nos llega también de Segovia. La Monalisa es una variedad apta pata todo tipo de cocciones, cualidad que la ha convertido en la patata más popular del país.

Pepino: Cosechado en nuestra huerta ecológica. Pertenece a la familia de las cucurbitáceas, lo mismo que las sandías, calabacines y calabazas. Especialmente recomendado para aquellos que quieren perder peso, el pepino tiene varias propiedades: es bajo en calorías, rico en vitaminas y minerales y ayuda, por ejemplo, a prevenir la retención de líquidos, hinchazón y la celulitis. Pruébalo cortado en tiras con un pela-patatas y aliñado con una mezcla de yogur, sal, aceite de oliva y un poco de orégano.

Pera Conferencia: La pera conferencia es la más popular de las variedades europeas de pera por su dulce y jugoso sabor. Las nuestras se cultivan mediante agricultura tradicional en la cuenca del Cinca. Si al tocarlas notas que están duras, déjalas fuera de la nevera un par de días. Cuando las presiones con los dedos y sientas que la pulpa tiende a ceder, están listas para ofrecerte todo su sabor. En ensalada también quedan muy buenas, por ejemplo, con lechuga, unos trozos de queso gorgonzola (o cualquier otro queso azul) y nueces.

Pimiento italiano amarillo: Las primeras plantas de pimientos llegaron a Europa a bordo de las carabelas de Colón, a su regreso del primer viaje a América. Se difundieron rápidamente por el continente, especialmente por la cuenca del Mediterráneo, donde se han convertido en uno de los ingredientes más utilizados en la dieta mediterránea. En estas semanas de otoño continuamos cosechando pimientos italianos amarillos en nuestra huerta ecológica. Tienen forma alargada y piel muy fina, de un color amarillo pálido y sabor delicado.  Fritos o al horno son exquisitos.

Pimiento italiano verde:  Cultivado en nuestra huerta ecológica, es la variedad utilizada habitualmente como base de los sofritos. Algunos chefs lo congelan para disponer siempre de pimiento verde fresco para hacer sofritos. Aunque al descongelarse el aspecto no es tan atractivo, el sabor permanece intacto.

Pimiento rojo Lamuyo: Los pimientos ecológicos de esta variedad son muy carnosos, de un atractivo color rojo intenso con algunas zonas de la piel más oscuras. Los ha cosechado para nosotros un agricultor vecino de nuestra huerta especializado en producción ecológica. Aquí tienes un truco fácil para pelar los pimientos enteros asados al horno: cuando están hechos los sacas del horno y los metes en una bolsa de plástico (como las que se usan para congelados). Los dejas enfriar y luego sacudes un poco la bolsa. Al retirarlos te resultará muy fácil pelarlos.

Puerro: Servimos nuestros puerros en dos formatos según el tipo de caja: enteros, con la parte verde y blancos, es decir que se corta la parte verde en las cajas más pequeñas. Si los recibes enteros, recuerda que puedes conservar la parte verde para hacer caldos de verdura. Los puerros de esta semana son de agricultura tradicional producidos por un agricultor vecino de nuestra huerta.

Remolacha: La remolacha es de nuestra huerta ecológica. Su color rojo oscuro se debe a un pigmento llamado betacianina y a su alto contenido en hierro que junto con los antioxidantes, la convierten en una hortaliza muy saludable. Las cremas de remolacha frías resultan deliciosas. Hierve la remolacha entera. Saltea un puerro en aceite de oliva, añade la remolacha hervida, pelada y troceada, cubre con agua deja unos minutos a fuego medio y luego bate con un diente de ajo crudo y el zumo de medio limón.

Tomate cherry: Nuestro vecino David cultiva para nosotros estos pequeños tomates ecológicos que son un regalo de sabor. Excelentes en ensalada y también guisados. Si los partes por la mitad y los sofríes en aceite unos minutos con un ajo y una guindilla, conseguirás un delicioso aliño para unos spaghetti. Sírvelos con abundante queso rallado.

Tomate corazón de buey: Un tomate ecológico poderoso, de gran tamaño y gran sabor, especial para ensalada. Tiene un color rojo suave y su forma recuerda a un corazón. Durante la primavera y el verano iremos alternando diferentes variedades de tomates para ensalada en tus cajas. Además, aún puedes seguir disfrutando de la caja especial Tomates de Verano, que incluye cuatro variedades diferentes de tomates ecológicos. Con cualquiera de estas variedades puedes hacer una brunoise de tomate. Pela y despepita y corta en brunoise unos tomates (Brunoise es una forma de cortar en pequeños dados de 1 a 2 mm de lado sobre una tabla de cortar). Déjalos en un colador para que pierdan el agua durante ½ hora. Mientras, prepara una vinagreta con dos cucharadas de aceite de oliva y una de mostaza a la antigua y un pellizco de sal. Mezcla el tomate en brunoise con la vinagreta y sirve.

Tomate cuerno: Otro sabrosa variedad de tomate ecológico para ensalada, cuyo cultivo se está recuperando. Tiene una forma curiosa, que recuerda a un pimiento, acabada en una punta que ha dado origen al nombre cuerno. Durante la primavera y el verano iremos alternando diferentes variedades de tomates para ensalada en tus cajas. Además aún puedes seguir disfrutando de la caja especial Tomates de Verano, que incluye cuatro variedades diferentes de tomates ecológicos.

Tomate ensalada: Esta variedad de tomate ecológico se cultiva especialmente para ensaladas por su textura crujiente y sabor intenso. Puede presentar una piel con matices verdes pero esta coloración no significa falta de madurez, es una característica de este tipo de tomates que están en su punto, listos para consumir y disfrutar. Durante la primavera y el verano iremos alternando diferentes variedades de tomates para ensalada en tus cajas. Además aún puedes seguir disfrutando de la caja especial Tomates de Verano, que incluye cuatro variedades diferentes de tomates ecológicos.

Tomate maduro pera: Este tomate se cosecha cuando llega su punto óptimo de maduración y es ideal para sofritos. Su colorido rojo intenso y las ramas verdes que lo acompañan nos recuerdan a las imágenes más bonitas de la huerta. Son de agricultura tradicional y, para hacer una salsa rápida, los puedes rallar y sofreír con un diente de ajo y una hoja de laurel o de albahaca durante 5 minutos. Fácil y rápida.

Tomate negro: Las tomateras de nuestra huerta ecológica están a pleno rendimiento. El tomate negro se caracteriza por su color verde oscuro casi negro y su sabor dulce e intenso. Tiene forma redondeada y no suele ser de gran tamaño. Madura desde el interior de modo que su carne exterior se mantiene más crujiente aun en estado de madurez, esto hace que sean perfectos para cortar en finas láminas o bien en trozos más grandes para ensaladas. Se puede usar en todas las recetas y si haces con él un gazpacho no es necesario añadir vinagre ya que aporta el tomate negro aporta acidez suficiente. Durante la primavera y el verano iremos alternando diferentes variedades de tomates para ensalada en tus cajas. Además aún puedes seguir disfrutando de la caja especial Tomates de Verano, que incluye cuatro variedades diferentes de tomates ecológicos.

Tomate de colgar: El tomate de colgar se ata en unas bonitas ristras y se cuelga para conservarlo. Puede mantenerse fresco durante varios meses tras haberlo recogido de la mata. Son de agricultura tradicional, sabrosos y jugosos. En la antigüedad eran muy valorados porque permitían disfrutar del sabor del tomate fresco fuera de temporada. En la actualidad han recobrado prestigio y son muy demandados, tanto para hacer pan con tomate como para tener siempre a mano tomates para un sofrito.

Uva blanca: Un agricultor amigo de Alicante cosecha para nosotros esta uva ecológica blanca, de grano jugoso y exquisito sabor dulce. Estas uvas quedan muy bien partidas por la mitad y añadidas como un toque dulce a una ensalada, por ejemplo, con lechugas variadas y queso fresco de cabra.

Verduras para el caldo: Las temperaturas bajan y los amantes de las sopas y los caldos estamos de suerte. Ya volvemos a tener las mejores verduras para que prepares tus caldos caseros: apio, chirivía, nabo, zanahoria y col ecológicas de nuestra huerta.

Zanahorias:  La zanahoria de estas semanas nos están llegando de la huerta valenciana donde se producen con métodos de agricultura tradicional. Aquí tienes  un truco para hacer una variante de ensaladilla rusa: en lugar de hervir la zanahoria, rállala y añádela al final, cuando ya has puesto la mayonesa. Te quedará una textura diferente y sabrosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *