Más vida para las cajas

A partir de hoy dedicaremos una serie de posts a comentar las iniciativas para mejorar la sostenibilidad en todo lo que hacemos. Comenzamos por el packaging sostenible, es decir los envases en los que llegan del huerto nuestros productos. Pero, ¿qué es un packaging sostenible? [seguir leyendo]

La mayor parte de los residuos que generamos los humanos son envases. Y como todos sabemos, los residuos tienen un gran impacto negativo en el ecosistema. El packaging sostenible es fruto de una nueva cultura de la producción y el consumo que intenta poner remedio a este problema utilizando materiales respetuosos con el medio ambiente, biodegradables y reutilizables, reduciendo el uso de envases y evitando los plásticos. Toda producción humana tiene un impacto sobre el entorno. La sostenibilidad intenta minimizar ese impacto con nuevos procesos, nuevos materiales y sobre todo con un sentido antiguo y muchas veces olvidado: el sentido común.

En Disfruta & Verdura hace muchos años que nos sumamos al carro de la sostenibilidad. Empezando por nuestras cajas de cartón. Están hechas de cartón reciclado y pueden reciclarse. Son de color marrón oscuro por motivos medioambientales. La pasta de papel con la que se fabrica el cartón de estas cajas no se blanquea. El papel y el cartón se producen a partir de fibras vegetales y celulosa de los árboles.  Añadiendo agua a esta materia orgánica se fabrica la pasta de papel, que es de color marrón oscuro. Luego esta pasta se blanquea con productos químicos como el cloro gas o el dióxido de cloro. Para hacer papel y cartón reciclado en lugar de árboles, se emplea papel usado y se hace una pasta muy similar a la anterior, que se trata con jabón y aire para eliminar toda la tinta que lleva. Esta pasta tiene el mismo color marrón oscuro, pero al no someterla al proceso de blanqueamiento, conserva su color natural.  Además, si miramos la impresión de nuestras cajas, veremos que están impresas sólo en tinta blanca. Al imprimir a un solo color facilitamos el proceso de reciclado. La reducción del impacto ambiental empleando cajas de cartón reciclado es notable. Se calcula que por cada tonelada de cartón reciclado se salvan de la tala 17 árboles, se ahorran 50.000 litros de agua, 4.000 horas de energía eléctrica, 140 litros de combustible y se evita la emisión a la atmósfera de 900 kilos de CO2, uno de los gases responsables del cambio climático.

La ecología ha definido una regla básica para el consumo, conocida como la regla de las tres erres: reducir, reutilizar y reciclar. Por ley nuestras cajas no pude cumplir una de ellas, no se pueden reutilizar. Mucha gente que recibe los productos de nuestra huerta nos lo pregunta: ¿por qué no se reutilizan las cajas?  Porque la normativa sanitaria de nuestro país prohíbe la reutilización de envases de cartón para alimentos por cuestiones de seguridad alimentaria. Lo que sí se puede hacer es llevar las cajas al contenedor azul para papel y cartón, y darles así una nueva vida.

En nuestra huerta nos regimos por los principios de la agricultura sostenible e intentamos extender estos principios a los demás aspectos de nuestra actividad para reducir la huella ambiental en todo lo que hacemos.

En la próxima hablaremos de las bolsas compostables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *