Por fin llegan nuestras estimadas alcachofas a nuestra huerta, esta esperada hortaliza de gusto dulce y amargo a la vez, característica que la hace apreciada y única.
Una hortaliza de temporada baja en calorías y alta en fibra, el equilibrio perfecto. Llena de vitaminas como la C, B3 y B1 y de minerales como el potasio , el fósforo, el magnesio y el calcio.

Hoy nos espera Ernest, nuestro agricultor, que nos explica paso a paso, con mucha pasión y atención, como son nuestras alcachofas paseándonos por los campos.


En Disfruta y Verdura producimos toda la alcachofa que recibes a tus cestas, de origen ecológico y de proximidad. Es una alcachofa autóctona que proviene de la selección que hacían nuestros abuelos.

A partir del mes de agosto trasplantamos el esqueje de la alcachofera que nos dará el fruto durante el invierno y la primavera. La alcachofa es una flor que agradece el frío y el agua por eso las alcachofas que recibes en casa los meses de frío son mis compactas, más redondeadas y pueden ser más grandes. En cambio, cuando empieza el calor la alcachofa es más pequeña, puesto que no la podemos dejar hacerse mis grande para asegurar que te llega a casa con la mejor calidad, con un coro tierno y sabroso.


Una vez cosechamos las últimas alcachofas dejamos que la alcachofera se seque y nos regala entonces una flor lila preciosa. Esta floración, además de obsequiarnos con un bonito paisaje, atrae las abejas e insectos que nos ayudarán a la polinización de nuestra huerta y a potenciar la biofauna autóctona tan necesaria para el equilibrio natural.

 


Una vez la planta se seca, durante el más de Julio, extraemos el esqueje (parte de la raíz de la alcachofera seca), de donde nacerán diferentes brotes que serán futuras alcachoferas para empezar otra vez la rueda. Cada año plantamos el 50% de las alcachofas nuevas, de este modo vamos tirando rotación de cultivos.

Para saber que una alcachofa es de buena calidad y está en su punto óptimo, nos explica Ernest que hace falta que nos fijamos en su forma y que sean compactas. Tiene que ser redonda, plana de arriba y cerrada, ¿pero sabes el secreto para escoger la mejor alcachofa? Hace falta que tenga un hoyuelo en el centro y esté muy compactada, de este modo seguro que lo aciertas.

Una alcachofera nos puede dar aproximadamente 1,5 kg de alcachofas de muy buena calidad. Todas ellas las cosechamos una a una, a mano, y van directas hacia tu cesta sin ningún paso intermedio. Una alcachofa que hoy está en nuestra huerta mañana ya estará en casa tuya.

Podríamos recomendarte recetas con cremas, guisos, tortillas… pero una buena alcachofa con un buen aceite de oliva poco necesita, ¿no crees?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *