Disfruta preparando y saboreando platos a base de alubias, brócoli, hinojo, espinacas, alcachofas y mandarinas

Alubias: déjalas en remojo la noche antes de cocinarlas. Son una buena fuente de proteínas, así que las puedes hacer sencillamente con un poco de verdura (zanahoria, puerro, patata, apio, ajo…). Procura que queden caldosas y añádeles en el último momento unas espinacas.

Brócoli: tiene mucha vitamina A y C, y está muy bueno al vapor, con unas patatas, y salteado luego con ajo y pimentón. También puedes acompañarlo con alubias, o cortarlo más pequeño y hacerlo al wok con verduritas (pimiento, zanahoria, espinacas, calabaza…).

Hinojo: lo puedes comer crudo o cocinado. Una opción es cortarlo finito y añadirlo a la ensalada. También puedes dejarlo macerar unas horas con limón, comino, pimienta, sal, aceite de oliva virgen y vinagre balsámico. Si prefieres cocinarlo, puedes cortarlo en láminas y pasarlo por la plancha.

También se puede hervir con verduras, o añadir un trozo a un caldo de pescado, o a una salsa de tomate para mitigar la acidez.

Espinacas: prepara una magnífica quiche de espinacas. Las lavas, las cortas y las salteas con un poco de puerro y bacon, y luego las mezclas con huevo batido, requesón, parmesano y una pizca de tomillo. Compras una masa ya preparada, y al horno.

Alcachofas: un gran alimento, muy saludable, para poner el organismo a punto en esta época pre-navideña. Hechas al horno, a la plancha o a la brasa, con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal, están riquísimas.

Mandarinas: todo sabor, de nuestra huerta ecológica. Puedes hacer unas brochetas de fruta con mandarina, pera, plátano, manzana… Fundes chocolate negro con un poquito de leche y lo pones por encima de la fruta con una cuchara. Espolvoreas con avellanas y almendras picadas, dejas enfriar un poco y tienes un postre delicioso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *