Disfruta preparando y saboreando platos a base de remolacha, calabacín, berenjena, judías verdes y mango.

Remolacha: en crudo la puedes pelar y usar en la ensalada. Ésta, por ejemplo, está muy rica: hojas de lechuga cortadas en juliana, remolacha y zanahoria ralladas, trocitos de manzana y de queso gruyere, unas nueces troceadas y unas pasas sin semillas. Alíñala simplemente con aceite de oliva virgen extra, vinagre balsámico y sal.

Calabacín: sofríe 2 calabacines –lávalos pero no hace falta pelarlos- cortados en daditos con aceite de oliva virgen, a fuego vivo, y los retiras. Cocemos 500 gr de spaghetti al dente, los escurrimos y los ponemos al fuego en una cazuela con 50 gr de mantequilla y 3 cucharadas de agua de cocción. Añadimos el calabacín, un poco de aceite del sofrito, albahaca fresca, abundante queso parmesano rallado y pimienta molida, mezclamos y servimos de inmediato.

Berenjena: las puedes hacer al vapor con soja y sésamo, o usarlas para un pisto, o una ratatouille. También puedes hacer una crema con berenjena asada, ajo, limón, yogur y aceite de oliva virgen; o una tortilla de berenjena asada, o rellenarlas de carne o de verdura y gratinarlas con queso…

Judía Perona: un ingrediente que no puede faltar en una buena paella. Con pollo y conejo troceados, judías verdes, tomate maduro rallado, un poquito de ajo, aceite de oliva virgen extra, azafrán y un arroz de calidad, puedes hacer una estupenda paella.

Mango: idea para postre: los puedes pelar, rebanar y poner al horno unos 10 minutos, a fuego moderado, rociados con zumo de limón o naranja, un poco de azúcar moreno y un toque de jengibre rallado.

Esperamos que disfrutes con estos trucos de cocina sana y fácil de tu caja esta semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *