Cada semana intentamos que en los contenidos de nuestras cajas variadas haya verduras para hervir, hortalizas para ensalada y diferentes tipos de frutas. A lo largo del año cultivamos más de 140 frutas y verduras distintas, con el objetivo de ofrecer una alimentación variada y saludable.  La huerta de Disfruta & Verdura es ecológica certificada y la gran mayoría de nuestros agricultores amigos también lo son. Aun así, los productos que contienen nuestras cajas no son siempre ecológicos, cuando los productos ecológicos no cumplen nuestros estándares de calidad (bien porque el punto de maduración no es el adecuado, o el sabor no es bueno…) los sustituimos por otros de agricultura convencional.

Las cajas de fruta y verdura recién cosechada se preparan a diario en el almacén ubicado en nuestra huerta de Tarragona y desde allí se envían directamente a domicilio.Nuestra huerta es muy extensa pero lógicamente no produce de todo. Por eso contamos con una red de agricultores amigos de todo el país que nos ayudan a tener una oferta rica y variada. La fruta y verdura que servimos se produce exclusivamente en España. Trabajamos en especial con productores de Andalucía, Aragón, Asturias, Castilla La Mancha, Canarias, Castilla y León, Cataluña, Extremadura, Murcia y Valencia. Gracias a ellos podemos decir que ofrecemos lo mejor de cada huerta.

A continuación podéis ver  el listado de productos que utilizamos cada semana y saber qué tipo de agricultura se ha empleado para producirlos así como su procedencia. Todos nuestros productos están cosechados en España, excepto las naranjas que en verano son de contrastación.

Información legal alérgenos:  Puede contener trazos de apio, frutos secos, huevo y leche.

Acelga: Terminamos y empezamos el año con buen tiempo, cielos azules, sol brillante y temperaturas suaves, sobre todo hacia los mediodías. La Naturaleza no tiene festivos así que continuamos con las labores del campo para cuidar la huerta ecológica y sólo hacemos dos días de fiesta, el día de Navidad y Año Nuevo. Esta semana de impasse entre el año que acaba y el que comienza hemos recibido acelgas de penca blanca de agricultura tradicional de un productor a amigo de la huerta murciana.

Aguacate: El aguacate es un fruto que en invita a preparar platos de espíritu festivo. Esta semana es ecológico y lo ha cosechado nuestro amigo Jesús en sus plantaciones de la huerta malagueña. Los aguacates rellenos de gambas por ejemplo son entrantes clásicos que siempre apetecen. Además, el aguacate es el ingrediente base del guacamole, ese delicioso invento mejicano para los aperitivos, donde se sirve con nachos para hacer dips o si prefieres una versión más saludable, con verduras como zanahorias o apio, cortadas en bastones. Prueba este guacamole muy fácil: pela y tritura tres aguacates, añade el zumo de un limón y una cebolla morada picada muy fina, cilantro y si quieres que pique, una guindilla.

Ajo: Semana a semana vamos recibiendo los ajos de agricultura tradicional que nos envía nuestro productor amigo de Gerona. Para pelar los ajos de forma fácil y rápida, a la manera de un chef, coge un cuchillo de hoja ancha, coloca el diente de ajo debajo de la hoja y da un golpe seco con la mano, pero sin aplicar demasiada fuerza. Esto hará que el ajo se machaque ligeramente y que la piel se pueda desprender con un simple toque, sin mayores esfuerzos. De esta forma se hacen también los ajos “en camisa”, es decir los ajos que se echan sin pelar en los guisos. El golpe hace que la piel se abra y el ajo suelte su sabor. Para quitarte el olor que queda en las manos después de pelar ajos bastará con frotártelas con unas gotas de zumo de limón.

Alcachofa: Continuamos poniendo las alcachofas ecológicas cosechadas por nuestros vecinos, especializados en cultivos ecológicos, que colaboran habitualmente con nosotros, para que podamos ofrecer lo mejor de cada temporada. Las alcachofas ayudan a desintoxicar tu organismo, protegiendo el hígado de los radicales libres gracias a los ácidos fenólicos y estimulando la regeneración de las células hepáticas dañadas por sustancias tóxicas. Son ideales para paliar los efectos de los inevitables excesos de estas fechas. Hervidas, al microondas o al vapor son súper saludables.

Berenjena: Son ecológicas, llegan de la huerta almeriense y volvemos a tener variedades blancas y negras. Esta última es la variedad más habitual, de un intenso color morado oscuro, conocida también como berenjena “bombilla” por su forma abombillada. La berenjena blanca es una variedad recuperada, que llama la atención por su delicado color, ya que el blanco puro no es un color habitual en el exterior de las hortalizas. Esta berenjena es muy apreciada por los chefs por su carne suave, firme y cremosa a la vez, ligeramente dulce y muy agradable al paladar.

Brócoli:  Delicioso brócoli ecológico cosechado en nuestra huerta. Pruébalo en este plato con bacalao: hierve el brócoli separado en flores, escurre, saltea dos minutos en aceite de oliva con un ajo y ponlos en platos. Coloca sobre los brócolis bacalao desalado y desmigado. Tritura alcaparras bien escurridas con un poco de perejil y calienta en una sartén con tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Vierte esta salsa sobre el bacalao y pon los platos bajo grill durante dos minutos.

Calabacín: El calabacín ecológico continúa llegando de la huerta almeriense cosechado para nosotros por un agricultor amigo. Si rallas un calabacín y dos zanahorias, los salteas y luego haces una tortilla con cuatro huevos te quedará una textura y un sabor muy buenos. Los huevos, por supuesto, tienen que ser ecológicos y de Disfruta & Verdura.

Calabaza: Calabaza ecológica producida por un agricultor vecino de nuestra huerta. La calabaza tradicional tiene una pulpa con un bonito color naranja y un sabor suave y dulce, que suele gustar a los niños. Si quieres que las legumbres y otras verduras les resulten más suaves y sabrosas para los niños, las puedes combinar con calabaza. Es un buen recurso para dar más verdura a los pequeños y acostumbrarlos a una alimentación variada.

Cardo: Cardo ecológico de nuestra huerta. Prueba esta sencilla receta con almejas: limpia el cardo, retírale los hilos, trocéalo y cuécelo en un cazo con agua hirviendo, sal y unas ramas de perejil durante 15 minutos. Pica finamente dos ajos y dóralos en una sartén con un chorro de aceite de oliva. Incorpora unas lonchas de jamón finamente picado y rehoga el conjunto. Añade las almejas y una cucharada de harina y mezcla bien. Incorpora el cardo con un poco del caldo de cocción. Vierte un chorro de vino blanco y deja que se cocine durante unos minutos. Agrega un vaso de caldo de verduras y perejil picado al gusto. Remueve, deja un minuto y sirve.

Cebolla guarnición: Estamos en épocas de celebraciones gastronómicas y nuestras cajas incluyen las tradicionales cebollitas para acompañar guisos y asados. Estas cebollas glaseadas son un acompañamiento exquisito para carnes y pescados. Sólo necesitas un poco de mantequilla, azúcar, sal y agua y una cocción lenta para que se caramelicen.

Cebolla Morada: Cebolla de agricultura tradicional de la huerta aragonesa. Aunque la cebolla ha sido tradicionalmente un alimento para simbolizar la pobreza, como nos recuerdan el dicho “contigo pan y cebolla” o Miguel Hernández en su poema Nanas de la cebolla: “La cebolla es escarcha, cerrada y pobre…”, se trata de un alimento muy rico en vitaminas y oligoelementos a los que se añaden, en el caso de la cebolla morada, las antocianinas, unos antioxidantes muy activos. Es decir que además de ser un ingrediente básico de nuestra cocina, la cebolla nos aporta sus virtudes medicinales.

Cebolla Reca: Cebolla de agricultura tradicional que se reconoce por su forma redondeada y piel color dorado cobrizo. La cebolla es una de las hortalizas más cultivadas en todo el mundo y es un ingrediente muy habitual en la gastronomía mediterránea. El consumo de cebolla es beneficio para el organismo, aporta pocas calorías y tiene un alto porcentaje de agua en su composición. Desde el punto de vista de la salud, se comporta como un excelente regulador de las funciones del organismo gracias a su alto contenido en fibras y vitaminas.

Champiñón: Cultivados en Albacete por agricultores especializados en este producto de agricultura tradicional. El champiñón es la seta más utilizada en la gastronomía de casi todos los países. Con apenas 20 calorías por cada 100 gramos, es rico en fibra, vitaminas B6, C y D, potasio y niacina. Con estos atributos, triunfa en las dietas de adelgazamiento y además, entre otros beneficios, fortalece el sistema inmunitario y previene enfermedades. Pruébalos salteados con ajos laminados y perejil picado, un chorro de vino blanco y una punta de harina, quedan buenísimos

Coles de Bruselas: Cultivamos esta exquisita variedad de col en nuestra huerta ecológica durante el invierno. La col de Bruselas es muy resistente al frío, y por ello muy popular en los Países Bajos, donde los inviernos son crudos. La bautizó el botánico sueco Linneo, inventor del sistema para poner nombre y apellido a todos los animales y las plantas conocidos. Pequeña y extraordinariamente sabrosa, se hierve en 10 minutos y es un gran acompañamiento para los platos de estas Fiestas.

Col Kale: Las coles son una especialidad de nuestra huerta ecológica. Cultivamos más de una docena de variedades diferentes, Entre ellas la Kale que cada vez tiene más adeptos gracias a la difusión que hacen las estrellas de Hollywood recomendando su consumo como un verdadero superalimento, es decir alimentos que concentran grande propiedades nutricionales y benéficas para la salud. Una sola taza de col Kale contiene 6 gramos de carbohidratos totales (incluyendo 2 de fibra), 3 gramos de proteína y sólo 33 calorías y la grasa vegetal presente en esta “super col” es el ácido graso omega-3 también llamado “ácido alfa-linolénico”. Al ser muy baja en calorías, es uno de los alimentos con mayor densidad de nutrientes que existen. Puedes seleccionar las hojas tiernas para hacer ensaladas, hervirla con patatas, usarla en caldos y sopas.

Col Lombarda: También se la conoce como col morada, por su intenso color. La estamos cosechando en nuestra huerta ecológica en estos días, ya que la lombarda y el invierno van de la mano. En algunas zonas la lombarda es un ingrediente tradicional de la cocina navideña. Muy apreciada por su sabor ligeramente dulce, puedes preparar un acompañamiento muy sencillo dorando una cebolla y un ajo picados en una sartén grande y honda con un poco del aceite de oliva; luego añade un poco de beicon, deja que se dore e incorpora la lombarda cortada en juliana fina. Remueve y tapa la sartén. Cuece a fuego muy bajo en su propio jugo (la col suelta mucha agua). Unos minutos antes de terminar la cocción, destapa la sartén, salpimienta y deja reducir casi todo el líquido.

Coliflor:  Coliflor blanca de nuestra huerta ecológica, muy saludable y muy sabrosa. Corta la coliflor en rodajas, deshuesa aceitunas negras, trocea unas anchoas y ralla queso seco de oveja. Ponlo todo en una cazuela con tapa, añade abundante aceite de oliva virgen extra y ½ vaso de vino tinto. Tapa y cuece a fuego suave durante 40 minutos, moviendo la cazuela de tanto en tanto para que la coliflor se remueva. Deja reposar un buen rato y sirve a temperatura ambiente.

Escarola: Cosechada en nuestra huerta ecológica. Protagonista de las ensaladas de invierno, la escarola se cultiva atándola por la base para evitar la entrada de los rayos del sol. De esta manera, la base de las hojas centrales queda blanca y un poca más suave y dulce, contrastando con las hojas verdes y ofreciendo una mezcla de sabor muy atractiva.

Espinacas: Manojos de espinaca de agricultura tradicional que nos llegan de la huerta murciana. Las espinacas son un excelente acompañamiento para las legumbres y para algunos pescados como el bacalao. Aunque la manera más saludable de disfrutar de su sabor es hervirlas o hacerlas al vapor.

Garbanzos: Legumbre ecológica que nos llega de León, de las riberas del río Tuerto, una tierra que le da al garbanzo un sabor muy característico. León es una de las zonas más importantes para la producción de legumbres del país, ya que reúna un clima y un suelo especialmente adecuado para cosechas de calidad. Recuerda estos trucos de cocción: dejar los garbanzos en remojo cubiertos de agua durante unas 8 horas antes de cocerlos; echarlos cuando el agua ya está caliente, cubriendo un par de dedos. Los primeros minutos deben hervir a fuego alegre para que salga la típica espuma que hay que retirar. Luego bajar el fuego y dejar por lo menos una hora. Conviene no remover la olla con cuchara para no romperlos y si necesitas añadir agua a mitad de la cocción, que sea agua caliente.

Granada: María es una agricultora amiga del Bajo Vinalopó, comarca de Alicante donde se producen la mayor parte de granados de la UE, porque reúne unas condiciones excepcionales de suelo y clima para que se desarrolle este árbol cuya fruta es la granada. Los granados de María son de cultivo ecológico. Con su deliciosa granada puedes preparar zumos, postres y ensaladas.

Hierbas aromáticas: En el huerto ecológico reservamos un rincón para las plantas aromáticas que dan sabor a nuestra cocina mediterránea. Plantamos perejil, romero, cilantro, tomillo, salvia, orégano, menta, etc.

Judía Perona: Judía de agricultura tradicional. La judía es muy versátil en la cocina, fortalece el sistema inmunológico y es rica en fibra. Prueba las judías con pasta: parte las judías por la mitad a lo largo, hiérvelas 5 minutos, escurre y saltéalas en aceite de oliva con ajo y perejil. Cuando tengas la pasta lista y escurrida, échala en la sartén y mezcla bien antes de apagar el fuego. Un truco: añade una cucharada de agua de cocción a la sartén con la pasta.

Kiwis amarillos y verdes: Kiwis ecológicos producidos para nosotros por un agricultor amigo que tiene una finca pequeña y muy cuidada. Además de la habitual variedad verde, esta semana tenemos kiwis amarillos. Son algo más dulces que los verdes, con un sabor tropical más acentuado, tienen una forma algo más alargada, con la piel un poco más clara y lisa y la pulpa de color dorado con semillas rojas o negras. Ambas variedades tienen una cualidad en común: son muy saludables y deliciosos.

Lechuga Hoja de Roble roja: Si la semana pasada, en la huerta ecológica cosechamos lechuga hoja de roble verde, esta semana le toca el turno a la roja. El color de sus hojas que van del verde al rojo oscuro en los extremos hace que den un toque elegante a las ensaladas. Además, el sabor dulce y la textura suave de estas lechugas hacen que sean ideales para combinar con otras variedades,

Lentejas: En muchas tradiciones culturales, las lentejas simbolizan riqueza y fertilidad. Por ejemplo, en Italia, en la noche de fin de año se toman lentejas para atraer la buena fortuna en el año que empieza. Las lentejas que encontrarás en nuestras cajas son ecológicas, de la variedad Pardina, producidas por un agricultor amigo de León.

Limón: Limones ecológicos que nos envían desde un valle de la huerta valenciana, la zona de mayor producción de cítricos de calidad el país. El limón combina muy bien en los salteados de verduras. Prueba con judías y champiñones: hierve las judías dejándoles crujientes, saltea unos champiñones laminados, con un diente de ajo, añade ralladura de piel de limón y tomillo, y el zumo de un limón y deja cocer unos minutos, añade las judías, salpimienta y sirve.

Mandarina: Continuamos cosechando mandarinas ecológicas de los árboles de nuestra huerta. Ya puedes pedir las cajas especiales de mandarinas de ecológicas de 3 kg para disfrutar de su saludable sabor.

Mango: Dulce fruta ecológica que nos llega de una cooperativa de la comarca malagueña de la Axarquía.

Manzana Fuji: Esta popular manzana de agricultura tradicional te quedará muy bien en ensaladas, por ejemplo, de manzanas, hinojo, nueces y pasas aliñada con una emulsión de aceite de oliva virgen extra, sal y vinagre balsámico.

Manzana Golden: La manzana Golden es la variedad más popular de manzanas seguramente por su calidad y versatilidad. Las Golden de esta semana son de agricultura tradicional y vuelven a llegarnos de una finca de frutales del prePirineo. El manzano es un árbol que tiene que estar expuesto a un período de bajas temperaturas durante el invierno para crecer bien y dar buenos frutos. Tal vez esta idea te sirva para una de tus comidas festivas: prepara un pollo al horno con manzanas Golden. Corta dos cebollas en juliana y cuatro manzanas en trozo grandes. Pon dos contra muslos en la fuente para el horno, añade las cebollas y manzanas y asa en el horno precalentado a 200º durante unos 45 minutos (un poco más si el pollo es ecológico). Durante la cocción puedes bañar el pollo con un chorro de zumo de manzana. Salpimienta y sirve el pollo con la manzana de guarnición.

Manzana Royal Gala: Si la manzana es la fruta por excelencia, el símbolo mismo de la fruta, la variedad Royal Gala es una de las más destacadas. Es una manzana roja, de sabor dulce y afrutado, carne tierna y crujiente, pulpa suave, jugosa y aromática. De tamaño medio, perfecta para consumir en crudo, se está convirtiendo en una de las variedades más populares de manzana

Naranjas zumo: Pide naranjas ecológicas para zumo con tu caja habitual. Vale la pena porque una más que saludable costumbre es comenzar el día con un delicioso zumo de naranja recién exprimido. El zumo recién exprimido conserva toda su vitamina C y su dulce sabor intactos. Las naranjas ecológicas de esta semana son de la huerta malagueña.

Ñoras: Pimientos secos de forma redondeada, que deben su nombre al pueblo murciano de La Ñora, dedicado a la producción de ese ingrediente imprescindible de nuestra cocina. La ñora no es picante y su pulpa es carnosa. Primero, debemos quitarle las semillas. Luego, las hidrataremos durante unas horas para sacarles la pulpa raspando con un cuchillo, que es lo que se aprovecha en la cocina. Normalmente la carne de ñora se añade a los sofritos al final.

Patata Agria: Todas las variedades de patatas son más o menos aptas para todas las cocciones, sin embargo, algunas tienen características que las hacen más adecuadas para un tipo de preparación determinada. La patata agria de esta semana es de agricultura tradicional y es ideal para hacer patatas fritas ya que resiste muy bien las altas temperaturas del aceite y absorbe menos grasa que otras variedades. Según los especialistas para freír se debe recurrir a la técnica de la doble fritura. Primero se fríen con el aceite a temperatura más baja durante unos 5 minutos, se dejan enfriar y luego, en el momento de servir se las vuelve a pasar dos minutos por el aceite, está vez a temperatura más alta, para que queden crujientes por fuera y cremosas por dentro. Si quieres conseguir patatas fritas sin freírlas prueba con el horno: corta las patatas en bastones como para freír, las sumerges 10 minutos en agua para que suelten el almidón, las retiras y secas bien con un paño, luego las pones en la bandeja del horno untadas con aceite de oliva; asas durante 25 minutos al horno precalentado a 200º y cuando estén tiernas subes la temperatura a 250º durante 5 minutos más hasta que están doradas y crujientes.

Patata guarnición: Al igual que las cebollitas las pequeñas patatas de guarnición son tradicionales en los festines navideños para acompañar asados de carne o de pescado. Se suelen hacer hervidas o asadas sin pelar, lavando bien la piel que es muy fina.

Patata Monalisa: Apta para todo tipo de cocciones, la Monalisa de esta semana es de agricultura tradicional. Te sugerimos preparar unas patatas empanadas: prepara una mezcla de pan rallado con romero triturado. Corta las patatas en dados más bien grandes, hiérvelos durante 10minutos y escúrrelos. Empana los dados de patata con la mezcla de pan rallado y romero y sofríe hasta que estén bien dorados.

Pepino: Continuamos poniendo los pepinos cultivados por el agricultor vecino de nuestra huerta ecológica especializado en este producto de agricultura tradicional. Se trata de una variedad especialmente criada para la fructificación invernal, que puede cultivarse en regiones frías y dar rendimientos estables. Así podemos disfrutar durante el frío de esta delicadeza que nos aporta tantas vitaminas.

Pera Conference: La pera conferencia es la más popular de las variedades europeas de pera por su dulce y jugoso sabor. Las nuestras se cultivan mediante agricultura tradicional en la cuenca del Cinca. Si al tocarlas notas que están duras, déjalas fuera de la nevera un par de días. Cuando las presiones con los dedos y sientas que la pulpa tiende a ceder, están listas para ofrecerte todo su sabor. En ensalada también quedan muy buenas, por ejemplo, con lechuga, unos trozos de queso gorgonzola (o cualquier otro queso azul) y nueces.

Pimiento italiano verde: Cultivado en nuestra huerta ecológica, es la variedad utilizada habitualmente como base de los sofritos. Algunos chefs lo congelan para disponer siempre de pimiento verde fresco para hacer sofritos. Aunque al descongelarse el aspecto no es tan atractivo, el sabor permanece intacto.

Pimiento Lamuyo: El clásico pimiento rojo, de forma rectangular, muy carnoso y de sabor dulce. Lo cultiva un vecino nuestro huerto con métodos ecológicos.

Piña: Fruta tropical por excelencia, su imagen es sinónimo de fiesta: sólo con verla dan ganas de bailar. Por eso en estas fechas incluimos piña en nuestras cajas de Navidad. Un regalo de la agricultura tradicional para disfrutar en estas Fiestas, que proporciona una buena cantidad de vitaminas y minerales y son un final depurativo para los inevitables excesos de las comilonas navideñas. Recuerda que combina muy bien con platos salados –cerdo, aves- creando un agradable contraste agridulce.

Plátano: Continuamos semana a semana recibiendo los plátanos ecológicos de la cooperativa canaria que nos suministra esta exquisita fruta. Es una fruta muy consumida por los deportistas ya que contiene potasio que se asimila rápidamente y permite reponer las sales que se pierden al sudar.

Pomelo: El zumo de pomelo tiene la misma cantidad de vitamina C y menos calorías que uno de naranja. Además, puedes degustar nuestro pomelo ecológico de muchas maneras diferentes, por ejemplo, cortándolo en gajos y preparando un cóctel de gambas y pomelo.

Tomate de colgar: Esta variedad de tomates crece en racimos que una vez cosechados se cuelgan en sitios frescos y bien aireados para conservarlos durante más tiempo. Son de agricultura tradicional tienen forma redondeada, piel fina y color rojo anaranjado. Son exquisitos para restregar sobre el pan y hacer pan con tomate y aceite, y también están muy bien para poner en las ensaladas.

Tomate Ensalada: Los tomates de esta variedad especial para ensaladas son ecológicos y nos los envía José, un agricultor amigo de la huerta almeriense. Tienen una textura crujiente y un sabor intenso. Pueden presentar una piel con tonalidades verdes pero esta coloración no significa falta de madurez, es una característica de este tipo de tomates, que están en su punto, listos para consumir y disfrutar.

Tomate Maduro Pera: Tomate ecológico especial para salsas y sofritos, aunque también vale para ensaladas. Se cosecha cuando llega su punto óptimo de maduración. Para hacer una salsa rápida, los puedes rallar y sofreír con un diente de ajo y una hoja de laurel o de albahaca durante 5 minutos.

Verduras para el caldo: Esta semana las verduras para que prepares tu propio caldo casero son ecológicas: apio, chirivía, nabo, zanahoria y col. Puedes añadir una patata, una cebolla y garbanzos y si quieres un caldo más consistente, la carne que te apetezca, ternera, pollo, cerdo… Un buen caldo casero es la mejor defensa contra el frío.

Zanahorias: Poca gente sabe que las hojas de zanahoria se comen y son riquísimas. Se pueden aprovechar para el caldo, o utilizar como perejil, saltear como si fueran unas espinacas o añadir a una ensalada. Este es uno de los motivos por los que servimos las zanahorias, que esta semana son de agricultura tradicional, en manojos con sus hojas.