La sopa de remolacha con yogur se puede tomar fría o caliente. La podríamos definir como borsch –la famosa sopa rusa– en su expresión más sintética. Es tan fácil de hacer que te sorprenderá la exquisitez del resultado.

Ingredientes

Preparación:

  1. Pelamos y hervimos las remolachas.
  2. Picamos la cebolla y la salteamos en una cazuela con aceite de oliva.
  3. Escurrimos las remolachas, reservando el agua de cocción
  4. Troceamos la remolacha y la añadimos al sofrito. Dejamos unos minutos para que coja sabor.
  5. Cubrimos con el agua de cocción de la remolacha y dejamos que cueza a fuego bajo unos 15 minutos.
  6. Pasamos por la batidora hasta conseguir una crema ligera.
  7. Dejamos reposar. Se puede tomar caliente o fría (mejor opción en este tiempo).
  8. Servimos en un bol con una cucharada de yogur en el centro.

¡Qué disfrutes de esta delicia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *