¿Qué comemos cuando comemos verdura?… de la raíz a la hoja; de la semilla a la flor…

Hojas, frutos, flores, tallos, raíces y semillas. De las hortalizas podemos llegar a comernos casi todo, pero generalmente una planta determinada sólo tiene una parte comestible en cada momento de su ciclo vital.

El objetivo principal de la horticultura, como práctica agrícola, es la producción. En los huertos lo que se persigue es cultivar para consumir -para comer- independientemente de que las plantas lleguen o no a completar su desarrollo biológico. La cosecha se realiza cuando la parte comestible de una planta está en su mejor momento. Sólo cuando se pretende obtener semillas de una hortaliza es necesario que la planta cumpla todo su ciclo vital.

Las 2 fases del ciclo biológico de las plantas

Los vegetales presentan un ciclo vital en el que se distinguen dos fases. En la fase vegetativa tiene lugar el crecimiento de la planta y la producción de hojas. La segunda fase, llamada reproductora, es la relacionada con la floración, la fructificación y la producción de semillas. La semilla es lo que, cuando se encuentra en las condiciones adecuadas de humedad, temperatura y oxigenación, sale de su estado de “letargo” y empieza a germinar, dando lugar a un nuevo ciclo. Primero sale la raíz; a continuación el tallo se va alargando, las raíces se ramifican y aparecen las primeras hojas.
La planta va creciendo en altura y, llegado un punto, se inicia con la floración la fase reproductora, que culminará una vez más con la maduración de la semilla en el fruto.

Seis tipos de hortalizas

Si nos fijamos ahora en qué parte de una hortaliza nos comemos, podemos distinguir las seis clases siguientes:

  • Hortalizas de hoja: Todo tipo de lechugas y coles, espinacas, acelgas, perejil, plantas aromáticas como la albahaca, la menta y el cilantro… Su recolección para el consumo sólo depende de las hojas, por lo que tienen un ciclo de vida corto. Se evita  incluso que lleguen a la floración y la fructificación.
  • Hortalizas de flor: En este caso la parte comestible son los órganos florales. Nos referimos a plantas como la alcachofa, la coliflor, las alcaparras, las flores de calabaza o de calabacín.
  • Hortalizas de fruto: De estas plantas nos comemos el fruto, que puede recolectarse en estadios tempranos (caso del calabacín, el pepino y las judías verdes) o cuando alcanzan la madurez (tomates, berenjenas, calabazas, pimientos, melones, sandías…)
  • Hortalizas de semilla: De estas especies vegetales nos comemos las semillas contenidas en los frutos (habas, garbanzos, guisantes, lentejas, alubias…)
  • Hortalizas de raíz: Dentro de este grupo se incluyen también los bulbos y tubérculos; es decir, son todas las hortalizas de las cuales consumimos la parte que crece bajo tierra. Zanahorias, nabos, patatas, ajos, cebollas, rábanos…
  • Hortalizas de tallo: Su parte comestible es, desde el punto de vista de la botánica, el tallo. Es el caso del apio, puerro, espárrago, cardo, hinojo…

Descubre tu caja de verduras ecológicas AQUÍ

patatas-disfruta-verdura cebollas-disfruta-verdura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *